El rencor es un limite

Escrito por SamuelParra 17-04-2018 en Superacion. Comentarios (0)

La vida es un camino por el cual estamos destinados a trascender. En el que nos conseguiremos con grandes obstáculos. Mas todos tendrán algo en común y es que solo nosotros podremos permitirles si serán una limitación en nuestro caminar. 

Tales obstaculos, pueden perjudicar nuestro rumbo al destino deseado. Y es que son capaces (si se lo permitimos) de retardar nuestro desempeño en el recorrido. 

En esta ocasión, me gustaría nombrar a uno de esos obstáculos... creo que la mayoría le conocemos, y si no, les presento al muy popular: Rencor. También conocido como  resentimiento. Este sentimiento, toma lugar a la hora de reaccionar ante una persona que de alguna manera nos hizo daño. 

Siendo honestos ¿quien no lo ha tenido? Mentiríamos si decimos que no lo hemos experimentado. Y es que todos somos susceptibles a pasar por situaciones en las que salimos heridos, y no hay nada mas sencillo que guardar el recuerdo de algo negativo.

Volviendo al tema, este puede no dejarnos avanzar... el dolor del recuerdo nos impide experimentar nuevos desafíos por miedo a sufrir algo similar. 

Como una persona que estuvo en esa posición, lo único sencillo es decirlo... las heridas no son fáciles de sanar. 

Pero, recordemos que tenemos la capacidad de decidir si lo sucedido perjudicara por siempre nuestra vida. Como dije al principio, en nosotros esta el poder de darle el derecho a dichos obstáculos para convertirse en limites. 

Esto es algo que no se recomienda, una persona resentida no es capaz de salir de su zona de confort, no busca mas allá de lo que tiene a su alrededor y vive con miedo de lo que puede suceder, ¿te gustaría vivir así? ¡Espero que no! Somos personas únicas, con destrezas especiales... ¡Podemos llegar lejos! No dejemos que nuestro pasado nos impida avanzar. 

Eso también puede ser una oportunidad, a través de esa experiencia podemos alcanzar mas, ¡pongamos nuestro enfoque en eso! Lo que paso, ya paso. Veamos el lado positivo: nos sirvió de algo. De ello aprendimos, con eso crecimos. Por mas que nos duela, fue algo necesario. Ademas que se cumplió lo que tanto creemos y es que todo nos ayuda para bien. Así que, mejor disfrutemos lo que podemos, no tenemos que seguir lamentándonos... El dolor nos hizo mas fuertes, nos ayudo a ser mas cuidadosos y a apreciar mas la vida... Sigamos adelante ¡Hay mucho por que vivir!